Cómo hacer email marketing efectivo

El email marketing se ha convertido en una herramienta esencial a la hora de elaborar una estrategia de contenidos. Si estás iniciándote en el sector del comercio electrónico, seguro que es un tema que has escuchado más de una vez. El problema está en realizar email marketing de manera efectiva. Hoy en día nuestras bandejas de entrada están saturadas con correos electrónicos de promociones, ofertas y novedades. La clave está en que el email de tu marca no sea ese que el usuario elimina directamente sin abrirlo.

Establece una estrategia bien definida a la hora de realizar email marketing.

Antes de lanzarnos a crear una campaña de email marketing, tendremos que haber definido unos objetivos claros. Este es el principal motivo de fracaso de la mayoría de campañas de marketing. Si no sabes qué es lo que quieres conseguir con las acciones que vas a llevar a cabo: ¿cómo sabrás si lo has conseguido?

email marketing

Partimos de la base de que en el marketing digital es muy fácil medir y saber la efectividad de tus acciones. Cuando hablamos de una campaña de email marketing podemos saber quiénes abren nuestros emails. O incluso si hacen clic o no en la publicación. Estos datos hay que tenerlos en cuenta para ajustar nuestros envíos y que no caigan en la bandeja de spam.

Normalmente, la estrategia de email marketing va enfocada a fidelizar al cliente y aportar un valor añadido al producto/servicio que ofrecemos. De esta forma enlazamos con el siguiente punto a tener en cuenta: el contenido en tu campaña de email marketing.

Tómate tu tiempo a la hora de diseñar el contenido de tu email.

Aunque para un ecommerce la motivación de cualquier acción de marketing sea vender, en el email marketing no puede quedar tan claro este objetivo. Los consumidores estamos cansados de ofertas y promociones que nos incitan diariamente a comprar. Intenta aportar contenido útil con tus envíos de mails y no los dirijas siempre a la venta directa.

Por ejemplo: envía consejos útiles sobre la utilización de tu producto/servicio. Propón un uso diferente del habitual que pueda resultar innovador. Habla a tu cliente de las novedades del sector del que tú eres especialista. Todos estos tipos de contenido pueden convertirse en un gancho ideal para fidelizar a tu cliente.

email marketing

Además, no deberías enviar el mismo tipo de email a un cliente que te ha comprado varias veces que al que se ha suscrito por primera vez a tu newsletter. Su relación con tu empresa es totalmente distinta, y probablemente, sus necesidades también lo sean.

A todos nos gusta sentirnos especiales y que nos mimen. Con el email marketing tenemos una herramienta ideal para trabajar la atención al cliente con un coste realmente bajo. Estas campañas te permiten mejorar día a día la relación con tu cliente. ¡No desaproveches esta magnífica oportunidad que te brinda el marketing digital!

Programa tus envíos de email marketing de manera adecuada.

Realiza tu programación en función del sector en el que trabajemos y de las características de nuestro público. Es decir, estudia bien qué día de la semana es más propicio para enviar tus consejos. Y no sólo el día de la semana, también debes tener en cuenta la hora a la que se envía. Unido a estas dos variables debemos tener en cuenta la periodicidad de tus emails.

Y tú dirás: ¿cómo sé cuál es el día más propicio para realizar mi campaña de email marketing? La clave es bien sencilla: midiendo los resultados. Durante un período de tiempo inicial (puede ser un mes, por ejemplo), realiza varios envíos en diferentes días de la semana. Después, analiza en qué día de la semana estás consiguiendo más aperturas. Al mismo tiempo, prueba con envíos a diferentes horas del día.

email marketing

Después de este período inicial de envíos, verás cuándo has alcanzado más aperturas y más porcentaje de clics en tus enlaces. Ahora ya sabes cuál es el mejor momento para enviar tus mails.

Para evaluar la periodicidad, mi consejo es no saturar al cliente. Realiza dos envíos como máximo a la semana, por ejemplo: uno con consejos y novedades y otro con alguna oferta especial. Poco a poco irás viendo si disminuyen o aumentan las aperturas de los emails.

Si un usuario normalmente abre tus emails y deja de hacerlo en algún momento, probablemente está saturado. Puede ser que haya dejado de estar interesado en tus contenidos. Reduce en este caso los envíos de mailing. Más vale enviar pocos y que los clientes los lean que enviar muchos y que no sirvan para nada.

 

No lo pienses más y lánzate con tu campaña de email marketing. Si lo haces bien, conseguirás grandes resultados y los clientes se convertirán en fieles aliados de tu marca.

Deja un comentario